Editorial
Editorial

Por admin
Publicado el 02/09/2020 09:15
Modificado por lcaro
Modificado el 12/03/2021 16:31
Número de visitas: 8427

SERVIDOR PÚBLICO

 

Ser funcionario público debe corresponder a los sinónimos de responsabilidad y cumplimiento diligente de los fines y funciones estatales, con eficiencia, eficacia y buen servicio. El funcionario público está para servir, ser útil a sus usuarios y a la sociedad, y corresponde al mismo Estado velar por el cumplimiento de los deberes funcionales de sus servidores públicos y corregir y sancionar las fallas en el servicio.

El concepto de deber surge de la subordinación que se deriva de la relación jurídica del funcionario frente a la administración. Al suscribir el contrato laboral o posesionarse en el cargo, el servidor público de la EAAB-ESP acepta y asume los deberes generales y específicos del empleo y se obliga a cumplir esos deberes de forma personal y continua.

El derecho disciplinario vela por la buena marcha y funcionamiento de la administración pública, contribuye al logro de los objetivos estatales. Sus normas se orientan hacia el cumplimiento de los deberes propios de cada servidor, de manera tal que la actividad de los funcionarios públicos se adecúe a los imperativos de la moralidad administrativa para así ganar legitimidad y credibilidad frente a la comunidad.

Los procesos disciplinarios se inician de oficio, por información proveniente de un servidor público, o por queja presentada por terceros o usuarios de la empresa, o por anónimos cuando cumplan los requisitos legales. El objetivo es determinar la responsabilidad disciplinaria en un presunto comportamiento irregular e imponer las sanciones correspondientes.

El conocimiento del procedimiento disciplinario es sumamente útil en caso de ser sujeto disciplinable. Sin embargo, lo mejor para el servidor público, para la EAAB-ESP y el país es no verse inmerso en una actuación disciplinaria. No es difícil conseguirlo, pues lo que se requiere es realizar con responsabilidad y diligencia los deberes funcionales y actividades de acuerdo con el contrato laboral, el manual de funciones y competencias laborales, reglamento interno de trabajo y los procedimientos internos de la empresa.